El TACRC busca salvaguardar a los licitadores temerarios con su doctrina sobre valoración de ofertas económicas

FOTO-Raque-Enciso-Olleros-Abogados-Publico-Madrid

Raquel Enciso. Abogado. Departamento de Derecho Público y Regulatorio.

Lo que cuenta es el fondo, no la forma, y por ello el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC) ha desarrollado una doctrina relativa a las fórmulas empleadas para la valoración de las ofertas económicas y la conveniencia de su empleo para salvaguardar a los licitadores temerarios. En concreto, el TACRC, mediante su Resolución núm. 4/2016 de 12 de enero, ha definido su postura acerca de los llamados “umbrales de saturación”, así como se ha reafirmado en la improcedencia de utilizarlos como método disuasorio para evitar la presentación de ofertas temerarias en los procedimientos de contratación. Sigue leyendo