Legalización de libros.

Ignacio Ariño. Asociado Senior. Departamento Mercantil.

Con la entrada en vigor el pasado 29 de Septiembre de 2013 de la conocida como  Ley de Emprendedores, se ha modificado el sistema tradicional de legalización de Libros de Actas de Órganos Colegiados y de Acciones / Participaciones Sociales de las Sociedades, de manera que los tradicionales “carpesanos de tapas dura” que tantas veces hemos visto han pasado a mejor vida, en aras – en teoría – de establecer un mecanismo adaptado a los tiempos que corren, e incrementando como muchas veces ocurre, las obligaciones que se imponen a los Empresarios, y consecuentemente los costes accesorios.Y es que, con la nueva normativa:

a)  Ya no se legalizan Libros en blanco – de cualquier clase que sean – en los Registros Mercantiles

b) Todos los libros que obligatoriamente deban llevar los empresarios incluidos los libros de actas de juntas y demás órganos colegiados, o los libros registros de socios y de acciones nominativas, se legalizarán telemáticamente en el Registro Mercantil después de su cumplimentación en soporte electrónico y antes de que trascurran cuatro meses siguientes a la fecha del cierre del ejercicio.

c) Todos los Libros legalizados deberán cerrarse,  inutilizando las hojas en blanco que aún tengan, y  abrir un nuevo libro a partir del 1 de enero de 2014, debiendo legalizarse dichos nuevos libros tal como ordena el relacionado artículo 18, aunque en el caso concreto del de Socios / Accionistas entendemos que no habrá que legalizarlo de nuevo hasta que acontezca el cambio en el accionariado.

Por todo lo expuesto, y de cara a la presentación de los referidos documentos como prueba en cualquier tipo de procedimiento, habrá que tener presente el cumplimiento de estos formalismos si no queremos encontrarnos con inadmisiones o impugnaciones no deseadas.