Los Planes de Igualdad recobran importancia en 2014.

África Cruceta. Abogado. Departamento Laboral.

Durante los últimos años, y principalmente por el contexto económico en el que nos encontrábamos, parece que los Planes de Igualdad y las medidas dirigidas a evitar la discriminación laboral entre mujeres y hombres han quedado en un segundo plano, teniendo en cuenta las necesidades de reestructuración de las empresas.

No obstante lo anterior, recientemente se publicó la Resolución de 13 de mayo de 2014 por la que se convocan ayudas a la pequeña y mediana empresa y otras entidades para la elaboración e implantación de Planes de Igualdad en 2014 que aboga por la promoción de los Planes de Igualdad.

Asimismo, en la actualidad, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social está intensificando las actuaciones sancionadoras en materia de igualdad, cuestión que obliga a las Empresas a retomar este tema y a intensificar las medidas que procuren la igualdad de mujeres y hombres en el trabajo.

La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres sigue siendo la norma de referencia en materia de igualdad y en lo referente a Planes de Igualdad establece que:

  • Cuando las empresas cuenten con más de 250 trabajadores será obligatorio negociar un Plan de Igualdad.
  • Cuando el Convenio colectivo disponga la instauración de un Plan de Igualdad, este deberá negociarse en los términos que se pacten en el mismo.
  • Cuando la Autoridad Laboral requiera en el seno de un procedimiento sancionador la negociación de un Plan de Igualdad, este podrá sustituir a las sanciones accesorias.
  • Las empresas podrán voluntariamente regular Planes de Igualdad, previa consulta a la representación de los trabajadores.

La negociación de un Plan de Igualdad y su correcta instauración en la empresa es un tema complejo que requiere la intervención de un asesor laboral especializado que guíe a la empresa a lo largo de todo el proceso: diagnóstico de la situación empresarial y elaboración de un Informe técnico, concreción de los objetivos del Plan, negociación, redacción del Plan, establecimiento de estrategias y prácticas tendentes a conseguir los objetivos y sistema de seguimiento y evaluación.