Los requisitos formales de la deducción del IVA. Doctrina del TJUE

FOTO-enrique-vazquez-olleros-abogados-fiscal-valencia

Enrique Vázquez. Socio. Área de Fiscal.

Ha sido una constante en las comprobaciones del IVA, tanto por la Inspección de los Tributos como por las Dependencias de Gestión Tributaria, el denegar el derecho a la deducción cuando el contribuyente no ostentaba una factura que cumplía escrupulosamente con todos los requisitos formales previstos en la normativa, de tal manera que aunque se acreditaba la realidad del servicio o de la entrega de bienes, se posponía el derecho a la deducción al momento en el que se disponía de la factura rectificativa de la inicialmente emitida.

Las alegaciones de los contribuyentes sobre el carácter fundamental del derecho a la deducción en el IVA que garantiza la neutralidad del impuesto, derecho que no podía denegarse por cuestiones meramente formales, eran sistemáticamente desestimadas por la Administración Tributaria con un argumento simple pero efectivo, el derecho a la deducción no se deniega al contribuyente sino que éste podrá ejercitarlo cuando tenga la factura completa, pues la factura es requisito esencial para su ejercicio.

Pues bien,  el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) recientemente ha dictado dos interesantes sentencias sobre la deducibilidad del IVA (Sentencias de 15 de septiembre de 2016, asunto C-516/2014 y asunto C-518/2014).

En concreto, en el asunto C-518/2014, el Tribunal considera contrario a la Directiva reguladora del IVA una normativa “en virtud de la cual la rectificación de una factura para incluir un dato obligatorio, a saber, el número de identificación a efectos del IVA, no tiene efectos retroactivos, de tal forma que el derecho a deducir el mencionado impuesto repercutido en la factura rectificada puede ejercitarse únicamente el año en el que se ha rectificado la factura inicial, y no en el que se expidió ésta inicialmente.” El Tribunal llega a esta conclusión pues en su jurisprudencia tiene declarado que el principio fundamental de neutralidad del IVA exige que se conceda la deducción del IVA soportado si se cumplen los requisitos materiales, aun cuando los sujetos pasivos hayan omitido determinados requisitos formales, y la factura no es un requisito material sino formal del derecho a la deducción del IVA.

También, en el asunto C-516/2014, el TJUE concluye que la descripción contenida en una factura “servicios jurídicos prestados hasta la fecha” no cumple con los requisitos formales previstos en la Directiva reguladora del Impuesto, pues no expresa con suficiente detalle la naturaleza del servicio y el período que abarca. No obstante, recalca el Tribunal que no puede denegarse el derecho a la deducción del impuesto si las autoridades disponen de toda la información necesaria para verificar el cumplimiento de los requisitos materiales del ejercicio de ese derecho.

En definitiva, el TJUE nos recuerda en estas sentencias que si bien los requisitos formales cumplen un papel muy importante en el funcionamiento del IVA, no debe olvidarse que la limitación del derecho a la deducción está injustificada si se acredita suficientemente los requisitos materiales del derecho, pues ello es una exigencia del principio fundamental de la neutralidad del IVA.