Modificaciones de la Ley Concursal: Una consecuencia opuesta a la esperada

FOTO-Fabiola-Perujo-Olleros-Abogados-Procesal-Madrid

 

Fabiola Perujo. Abogado. Departamento de Procesal. 

El arcaísmo, la dispersión normativa y la inadecuación a la realidad socioeconómica, así como la desigualdad de trato entre acreedores, fueron, entre otras, las razones que inspiraron la redacción de la Ley Concursal de 9 de julio de 2003.

Trece años después, y con una treintena de modificaciones a sus espaldas, podemos volver a afirmar que nos encontramos ante la misma situación.

La Ley Concursal vigente se caracteriza por mantener un sistema tradicionalista en el que los principios rectores promulgados en su exposición de motivos, unidad legal (de disciplina y de sistema) y flexibilidad, han devenido insuficientes e ineficientes. Sigue leyendo