Nueva Ley de Cajas de Ahorro: ¿una limitación de la competencia “sana”?

José Deusa. Asociado. Departamento Mercantil.

Desde hace tiempo hemos visto como las Cajas de Ahorro españolas se han convertido en grandes entidades de crédito que, con el paso del tiempo, su función social para la que habían sido creadas se ha postergado a un segundo plano.

Ante esta situación, el 29 de diciembre de 2013 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Ley 26/2013, de 27 de diciembre, de Cajas de Ahorro y Fundaciones (en adelante, la “Ley 26/2013”), entrando en vigor al día siguiente de su publicación. La Ley 26/2013 tiene por objetivo cumplir con las obligaciones asumidas en el Memorándum de Entendimiento suscrito por España para obtener la asistencia que requería nuestro sector financiero. Sigue leyendo