Tarifa plana reducida para las nuevas contrataciones.

Soraya Muñoz. Asociado Senior Directora Departamento Laboral.

Con la finalidad de acelerar el proceso de reducción del paro y de creación de empleo, el pasado 1 de marzo de 2014 se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 3/2014, de 28 de febrero, de medidas urgentes para el fomento del empleo y la contratación indefinida.

Este RDL aprueba una importante reducción de las cotizaciones sociales (tarifa plana reducida) para nuevas contrataciones indefinidas y en empresas que mantengan el empleo neto durante al menos tres años. Según la Encuesta de Población Activa, en la actualidad existen en España 5.896.300 personas que buscan trabajo y no lo encuentran, la mayoría, parados de larga duración.

Si la contratación es a tiempo completo, la cotización por contingencias comunes será de 100 euros mensuales.

Si la contratación es a tiempo parcial, cuando la jornada de trabajo sea, al menos, equivalente a un 75% de la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable, la cotización por contingencias comunes será de 75 euros mensuales.

Si la contratación es a tiempo parcial, cuando la jornada de trabajo sea, al menos, equivalente a un 50% de la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable, la cotización por contingencias comunes será de 50 euros mensuales.

Para acceder a esta reducción las empresas deben cumplir con una serie de requisitos, y entre ellos, deben cumplir un requisito esencial, mantener durante un periodo de 36 meses, a contar desde la fecha de efectos del contrato indefinido con aplicación de la reducción, tanto el nivel de empleo indefinido como el nivel de empleo total alcanzado, al menos, con dicha contratación.

Estas medidas pueden suponer un ahorro medio de unos 150 euros por cada trabajador, cuantía considerable que puede fomentar la contratación y que esperamos tenga la repercusión esperada por el legislador, consiguiendo aflorar trabajadores no afiliados y reducir la lista de desempleados.